En este proyecto personal, busco retratar la relación entre la mente y el cuerpo, dentro el espacio, el tiempo y la distancia. «La mente fugitiva viaja a su destino, libre, inmersa en su propio mundo. Arrastra consigo el cuerpo como una sombra implacable, una mera máquina de movilidad».